Por ejemplo… ¡EN LA CALLE!

Si pego un grito ahora y digo: “Cheeeeenchooooooo”… ¿a que todos o casi todos sabéis a qué os recuerda?. “La gran familia“, famosa película de un matrimonio con 15 hijos…. Pero aunque es preciosa y acaba todo bien, a mí se me quedó grabado de pequeña que perdieron a Chencho en la Plaza Mayor y eso ha marcado un poco mi obsesión por la vigilancia cuando salimos de las cuatro paredes de nuestra casa.

Y digo obsesión porque cuando estamos con amigos me doy cuenta de que soy una histérica y que vigilo incluso a los mayores (que ya han pasado la decena) como si fueran bebés.

Cuando éramos pequeños perdimos a uno de mis hermanos dentro de casa, jajaja. Estuvimos buscándole un buen rato hasta que apareció dormido debajo de una cama. ¡Pero lo llegamos a pasar mal!. Debió esconderse tan bien jugando al escondite que como se aburría porque nadie le pillaba se durmió, hasta que alguien se dio cuenta de que no andaba por ahí… En fin, que si te puede pasar dentro… imagínate fuera. Así que yo prefiero pecar de exagerada, sobre todo porque si no tengo a todos en mi radio de visión, no estoy tranquila, me paso el día haciendo inventario: 1, 2, 3…. 7.

Os voy a contar cosas que hago cuando salimos de casa todos juntos, A SITIOS CON MUCHA GENTE:

– Lo primero es instruirles bien. Nadie se separa de papá y mamá. (Alguna vez les asusto un poquillo, sin pasarme, para que las más despegadas (si estáis pensando en las rubias estáis acertando 😉 ) no se animen demasiado a explorar lugares desconocidos. Cuando estamos en sitios muy llenos de gente, cada persona (cada adulto) se encarga de uno o dos niños hasta el final.

– Llevo un rotulador en el bolso y cuando hace falta, les planto mi número de teléfono en la mano, por lo que pudiera pasar. En Faunia hace poco lo hice y la gente que lo veía lo iba haciendo a su vez con sus hijos. ¡Los demás padres me pedían el “retu”!.

– Súper práctico, tengas uno, dos, o siete hijos, cuando sabes que vas a estar en sitios con mucha gente, ponerles ropa de color chillón. Por ejemplo, en un parque con cafetería, los niños en los columpios y nosotros tomando un café. Tenemos unas sudaderas rojas con capucha iguales para los siete y me resulta muy fácil contar dónde están, identificándoles con el color. En la playa igual, si están más allá haciendo castillos de arena, con los bañadores iguales y chillones los tengo mejor localizados.

– No quiero sonar dramática, pero ya no soy amiga de que lleven su nombre a la vista, para que nadie les pueda llamar por su nombre. Marcado en una mochila, impreso en una camiseta chula, etc… (No diré más sobre esto pero así es).

– Y por último, cuando se pierde uno de vista, ante todo, tranquilidad. Tendemos a ponernos nerviosos muy pronto y en general están detrás del mueble ese de Ikea o detrás de papá, pero si nos ponemos muy nerviosos no podemos pensar.  

Con todo esto, hace poco estábamos en el jardín de nuestra urbanización y cuando volvimos a casa, al ratillo, nos llamó a la puerta un vecino con la rubita cogida de la mano. A veces con tantos crees que uno va con el otro y a veces hay que comprobar que esto es así y no darlo por hecho.

Pero bueno, para terminar, os cuento una producto que he descubierto y que me tiene encantada:

Para esos días que estás en esos sitios públicos y tu niña pequeña tiene ganas de hacer pis, localizas el baño público más cercano desde donde te llega el olor de “orín” a varios kilómetros del mismo, coges aire, te armas de valor y tiras pa allá como un solo hombre… he encontrado WC Protect. (Juro por Snoopy que de lo que os hablo es porque me gusta, no porque nadie me lo pida). Es esto:

                                                                                Imagen

Lo he comprado en Hipercor (en la zona de pañales, papel higiénico, toallitas…), pero lo tienen en El Corte Inglés, Mothercare, Ahorramás y por internet. (Lo he averiguado en su web) y así no tienes que estar forrando el wc con papel higiénico. Para mí ya es un básico en mi bolso. Cuestan 1,40€/3 unidades. No es barato, teniendo en cuenta lo que es, pero a mí me compensa….

 

 

 

Anuncios

14 pensamientos en “Por ejemplo… ¡EN LA CALLE!

  1. Madre mía!!!! es que con siete tenéis que estar super pendientes, es normal que tengas cierta obsesión, yo por ahora con dos me apaño sin todos esos consejos pero nunca se sabe, aunque creo que con tres pararemos a no ser que nos toque un euromillón,jajaja… lo del váter me encanta, no lo conocía!!!!!

    • Es guay lo del wc. ¡Es una gran ayuda para los padres! Siempre he pensado que los baños públicos deberían tener expendedores de algo así, pero como no hay, tenemos que comprarlos… jeje. La verdad es que es verdad que soy un poco histérica pero ¡más vale prevenir que curar!. ¡Un beso!

  2. Te entiendo muy bien. Nosotras somos 6 hermanas y a mí me tocó ser la despistada así que una vez me perdí en el Vaticano (nada, 2 minutos) pero lo recuerdo como lo peor… Luego vino la “bronca” por separme! Jajaja.

    • Sí, lo de los colores es un buenísimo truco. Yo siempre lo agradezco. ¿Seremos demasiado histéricos?, yo no consigo relajarme a pesar de que van creciendo. Ya se me pasará y llegará un día que tengan que buscarme ellos a mí… ;). ¡Besos!

  3. Yo tengo un truco que hago hace tiempo…. Desde que Sarita empezó a hacer pipí en el wc. En casa me fabricaba los cubre wc de un solo uso…. Colocaba una bolsa tipo mercadona en el wc limpísimo de casa metiendo literalmente el aro dentro (asas a los lados de la cisterna) y con una tijera recortaba un agujero amplio en el centro de las dos caras de la bolsa… Con el tiempo ya las hacía del tirón sin necesidad de ponerlas en el wc… Y despues la plegaba y guardaba en bolsa zip. Si el wc publico no tenia tapa solo tenia que romper de la cara de abajo la parte que quedaba entre las asas y colocarla en la taza… Y despues con maña a la basura. Un saludo.

  4. Dios mío, qué maravilla, cuántos trucos para los pises de las niñas. Yo, según entramos en algún baño público, empiezo: “no toquéis nada, manos arriba, no se toca ni roza nada”… jajajajaj. Sobre todo porque tengo un hijo que es muy amigo de hacer aguas mayores fuera de casa.
    En cuanto a lo de los histerismos, para mí no eres exagerada, porque yo soy la madre de las histéricas y neuróticas, ¡qué le voy a hacer! Pero cuando te has llevado algún sustillo, es inevitable ser controladora. Así que te entiendo, te apoyo y te comprendo.

  5. jaja ese fue mi producto estrella del pasado verano, pq mis dos pequeños me hicieron pasar por todos los baños de la geografía española y por varios dos veces, porque iba primero uno y al rato el otro, así que fue un súper-invento !!! Fdo. Dona

  6. Buena idea lo del baño!! Yo me agenciaba la protección en plan cutre con papel higiénico o kleenex😁. Yo también soy bastante histérica especialmente en la playa. Este año el segundo se nos perdió un rato y eso que ya tiene 8 pero fueron 10 min de nervios!! Y el comiendo la merienda detrás del carrito de las toallas . Hasta oyó su nombre por megafonia y el tío ni se inmuto. Esta claro que lo de los bañadores iguales ayuda mucho!! A las niñas lazos grandes o gorro también me ayuda a distinguir entre la gente !!
    Gracias por escribir cada día!!! Un abrazo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s