Mi pequeña reflexión

Mentiría si no dijera que acabo una navidad maravillosa pero un poco descolocada. No sé si os pasa también a vosotros.

Mi móvil lleva más de dos meses recibiendo ofertas para Black Friday, ciber Monday, rebajas pre rebajas, descuentos y ofertas para compras navideñas de papá Noel y reyes magos, chistes y más chistes sobre las gorduras y todo lo que comemos y ahora leo otra vez las rebajas y vuelta a empezar.

En la tele ya casi no ponen las pelis de toda la vida, Qué bello es vivir, (vista en familia TODAS LAS NOCHEBUENAS durante mis veintimuchos primeros años de vida) sino que todo son programas de chicas bailando y a ver quién da las campanadas con más escote o más tupé.

Recibir un christmas hoy en día es ya un detalle para enmarcar y si encima dice “feliz navidad” y no “felices fiestas” ese es digno ya de ocupar un buen lugar en un álbum de coleccionista.

Las cabalgatas son chulísimas, técnicamente mejores que nunca, pero ya no hay ni pastores, ni camellos, ni nada que recuerde al portal de Belén. Eso sí, los protagonistas de las pelis de Disney tienen cada uno su carroza y su buen presupuesto para tunearlas a tope. Hemos cambiado los villancicos por Enrique Iglesias y el yo quiero estar contigo, vivir contigo, bailar contigo y pasar contigo una noche loooca.

Antes había una inercia que ya no hay. El mundo cambia muy rápido y yo no digo que todo esto esté mal, porque hay que ser tolerantes con todo y con todos, pero creo sin una buena explicación, no sé cómo pueden entender los niños todo esto: calendarios de adviento de los que salen chuches y chocolates, cartas y más cartas con listas de regalos, rebajas, compras, comidas-meriendas y cenas, regalos de aquí y de allá. Yo soy la primera que a veces pierdo el norte en este sentido. Y esto me hace entender  la necesidad que tenemos ahora más que nunca de coger las riendas de verdad de la educación de nuestros hijos. Tenemos una responsabilidad con ellos ya que dependen de nosotros para formar sus cabezas, sus criterios, sus ideas, sus convicciones y sus creencias y la sociedad no pone fácil la educación en estas circunstancias.

Llevo toda la navidad hablando con los niños de esto, recordándoles el por qué del belén, de los reyes y tratando de que le den sentido. Cada uno a su manera y como crea conveniente, pero creo que no les podemos dejar solos para encajar todo esto.

Me preguntaba mi hijo ayer qué propósito tenía de año nuevo. Me hizo gracia que pensara en eso. Está muy puesto porque decía que todo el mundo responde que dejar de fumar, dormir más, ir al gimnasio… yo le contesté, así en frío, que no lo había pensado pero sobre todo querría servir de algo para la gente. Creo que le pareció un poco cutre mi respuesta o no la entendió porque cambió de tema.

Aun así, sí, tengo que ponerme a régimen. 🙂 Feliz 2016. Espero que sea un gran año para todos. ¡Y que lo pasemos juntos!

 

Anuncios

15 pensamientos en “Mi pequeña reflexión

  1. Fantástica reflexion Paloma! Pienso exactamente igual que tu! Porque renunciar a la educación y valores de nuestro padres? No creo que saliéramos tan mal no? Ahora mas que nunca hay q estar pendientes d la educación d nuestros hijos, hoy se enfadaran pero el día de mañana nos lo agradecerán y serán personas formadAs y con criterio. Un beso muy fuerte! Me chifla leerte!!!!!

  2. Totalmente de acuerdo!!!! La educación de los hijos es tarea primordial de los padres y creo que aún tenemos que implicarnos más. Es cierto que se va perdiendo el sentido religioso de la Navidad y todo su significado. Yo respeto la opción de cada uno, pero como católica, entiendo que debo hacer un esfuerzo para transmitir y explicar el porqué de cada cosa a mi hija. Un beso!!!

  3. Pienso exactamente como tú, desfile de carnaval y cabalgata de reyes están cada día más cerca, además demasiadas fiestas que celebrar, de pequeña la Navidad se esperaba desde el final del verano… Ahora hay Reyes magos y papa noeles por todas partes… Incluso niños que los reciben en casa… Es imposible que los crios no tengas dudas sobre “la magia” No se puede hacer tan cotidiano algo que debería ser tan misterioso, mágico, inexplicable. Te deseo toda la salud del mundo para esa gran familia, feliz 2016.

  4. Eres la mejor! Estoy de acuerdo contigo en to! Por eso somos amigas ! Brindo por ti y por los kilos que nos vamos a quitar!👍🏼 😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘

    Natalia Enviado desde mi iPhone

  5. Paloma, no te conozco pero coincido tanto,tanto con tu forma de ver la vida que me encanta leerte. No sabes el buen rollo que transmites. Suscribo 100% tu reflexión . La sociedad no nos lo pone fácil pero la responsabilidad final para con nuestros hijos es nuestra. En nuestro caso, con todo el caos de comidas, cenas,regalos, regalos y más regalos ( siempre demasiados), también hemos intentando inculcarles el verdadero sentido de la Navidad: hemos rezado en familia, nos pasamos el día cantando villancicos, creo que salvo los baños, todas las habitaciones de casa tienen su propio Belén, hemos contado los pasajes de la Biblia en torno a la Navidad …en fin…que hemos intentado que entiendan que la Navidad , es precisamente eso, el nacimiento del Niño Jesús!!!😄😄😄

  6. La verdad es que vaya panorama tenemos en ese sentido. Material e inmaterial. Yo todos los años termino cabreada conmigo misma por la cantidad de regalos, pero es que empiezo con una cosa, otra que le adjudico a mi madre y finalmente termina en mi casa, esto que es una tontería, algún libro y… espero que alguna me comprendáis.
    El otro día mis hijos se enfadaban por tener que ayudar en casa, mejor no os cuento que hasta da casi vergüenza por poco que es, porque según ellos la mayoría de sus amigos no hacen NADA en casa. Claro, a los dos días veo que a los hijos de una amiga (14, 13 y 11) se los tiene que llevar una vecina para ponerles la cena; los míos desde luego se las apañan perfectamente.
    Lo de las cabalgatas si que es algo horroroso, y aunque no sé si “encargárselas” a la CEE sería lo suyo, lo de este año desde luego no tiene nombre.

  7. Estoy totalmente de acuerdo. Muchas cosas se están perdiendo y es a nosotros de retomarlas y darles sentido. Yo ahora que tengo a mi pequeño pienso que quiero que vea esto y esto, conozca esto y aquello…coasa que para mí fueron importantes, dibujos animados que tenían sentido no como muchos de ahora y a la vez me pasa por la cabeza la idea de que pensará que las cosas que yo le enseño no son “tan guays” como las que ven sus amigos y me asusta la idea pero por otro lado tengo la esperanza de que lo entenderá, de que sabrá apreciarlo todo en su justa medida y le podrán gustar los de antes y os de ahora y pienso que ese es mi papel. Hacerle ver los principios y creer en aquello que es importante buscándole un sentido a las cosas.
    Qué horror, qué chapa a primera hora de la mañna, lo siento pero tu entrada me ha hecho pensar en cosas a las que le llevaba dando vueltas ya un tiempo.

    Un abrazo y buen fin de semana!

  8. Con lo bonitas que eran las pelis de Navidad de toda la vida. Ahora lo que tú dices, las transparencias de la Pedroche y poco más relacionado.

    A mí me encantaba las Navidades de mi infancia, eran otra cosa.

    ¡Feliz año, paisana!

    Besos

  9. ¡Hola! Me estoy haciendo adicta a tu blog, me encanta tu carácter, tu forma de afrontar la vida.
    Quería compartir contigo mi reflexión sobre la navidad.
    La verdad es que la forma que tengan las cabalgatas, a mi me parece lo de menos, los reyes son magia y esa magia es imposible que se pierda, es algo maravilloso, ilusionante, pero nada mas, yo al menos no le encuentro un sentido religioso profundo.
    La navidad sí, creo que es algo que tenemos que cuidar, es dificil escuchar hablar del nacimiento de Jesús, de la esperanza que se renueva cada año en nuestra vida, de la alegría… Y mucho mas de la necesidad que pasan tantas y tantas personas y nuestra responsabilidad como católicos de hacerles llegar esa esperanza.
    Nosotros después de la misa de gallo siempre ponemos al Niño Jesús en el Belén cantando villancicos y ese momento (sin regalos ni nada material esa noche) es muy esperado por las niñas y también lo disfrutan mucho.
    También cada navidad tenemos el propísito de controlar los regalos y compartir mas con personas que lo necesitan, pero se nos siguen yendo de las manos, sin remedio… No en balde mi marido dice que soy una groupie de los Reyes Magos y esa noche además de los tres niños tiene que calmar mis nervios.
    Una abrazo muy fuerte para toda tu familia.

  10. Bonita reflexión! Estoy totalmente de acuerdo contigo, cuando yo era pequeña y solo tengo 29 años la Navidad era bastante diferente y lo familiar tenía más cabida, ahora todo está prácticamente basado en el consumismo puro y duro…
    Y es difícil hacer entender eso a nuestros hijos.
    Un beso y feliz año nuevo, te deseo todo lo mejor a ti y a tu gran familia

  11. Me encanta, Paloma, tienes toda la razón. Yo les decía a mis hijos. Parad!! Parad a mirar el Belén!! Gracias, nunca había leído tu bloc y está genia.

  12. A mì me ha pasado lo mismo esta Navidad, pues ha sido la primera para mi hijo mayor (aún no tiene los 2 años) siendo “más consciente”.
    Hice un calendario de adviento en el que cada día contenía un fragmento de la historia desde la anunciación hasta la adoración de los ReyesMagos. Desde entonces no para de hablar de Jesús, Maria y los Reyes. Creo que le ha quedado claro jaja

    Gran post!! Sigue así! Que nos sacas muchas sonrisas a muchos 😉

  13. Hola Paloma! estoy totalmente de acuerdo contigo. La sociedad en la que vivimos, la prisa con la que vivimos, la cantidad de información que recibimos (negativa o al menos no adecuada, en la mayoría de los casos), deberían hacer que pusiéramos mucho más interés y dedicáramos más esfuerzo a educar a nuestros hijos en valores que desde luego la tele no les va a enseñar.
    Y les enseñáramos a valorar otras cosas, como la familia, los amigos, que no se compran con dinero.
    En fin… que es una muy buena reflexión. Gran post, como siempre. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s