Tus hermanos serán tu tesoro

Tengo muchas ganas de contaros lo que nos ha pasado hoy.

Es 15 de mayo, 1:30h. de la madrugada. A mi alrededor todos duermen.

Empiezo este post diciendo que el día de hoy ha sido duro para mí. Lo he pasado mal.

Hace un año, mis cuñados le preguntaron al Pecoso qué quería por su comunión. Con mucha gracia y sorpresa para todos, pidió una noche de hotel. ¡UNA NOCHE DE HOTEL! Nunca había estado en uno y no se podía imaginar qué sería aquello. El plan de su vida.

Buscar un sitio donde poder quedarnos todos no fue fácil. En casi todos los hoteles apetecibles nos hacían falta por lo menos 4 habitaciones y la noche nos salía por 600€. El regalo era la cantidad lógica para irnos los tres, pero decidimos ir todos juntos y pagar nosotros la diferencia. Así que fuimos bajando un poco el nivel…

Esta mañana salimos de Madrid con la idea de llegar a comer al destino, y aquí es donde empieza lo que realmente quería contar. Hoy más que nunca he tenido consciencia de lo que supone tener una familia tan numerosa.

Como se nos había hecho ya un poco tarde, hemos parado a comer por el camino. Encontramos un sitio y bajamos. Ya estábamos eligiendo primer plato y bebidas cuando nos dijeron que no podían darnos de comer. Salimos de allí y nos fuimos a otro. En el segundo, nada más vernos el camarero me ha hecho un gesto y ha dicho: “bufff, imposible, tanta gente no puedo, tengo la cocina colapsada”. Ha habido un tercer sitio, y un cuarto. En ninguno de los dos nos han aceptado. Ni siquiera nos han querido dar bocadillos o la tortilla con pinta regular que tenían en la barra. Bastante bajón.

Yo miraba a los niños y miraba a mi Muju, otra vez poniendo cinturones y plegando sillitas para volver a buscar otro sitio donde intentarlo y de verdad que me ha dado mucho bajón. Incluso a mis pobres suegros, que venían con nosotros y que han debido flipar. Seguro que en el primer sitio a ellos les habrían dicho que sí. Pues nadie se quejaba.

Así que acabamos comiendo en el Burguer King, a las casi cinco de la tarde. Nada de comida típica pero es el único sitio donde nos han aceptado sin pegas.

Estando allí escuchaba a los niños del hotel con ataques de nervios. Las rubias decían que se iban a bañar en el “yacursis” y antes de ir les situé un poquito en la realidad: “niños, es un hotel justito, no esperéis gran cosa”.

Así que cogimos los coches, y después de comprobar que lo que en la web pone que son tres minutos de distancia al centro son en realidad 15, llegamos  a un hotel de carretera bastante viejo. Confieso que me faltó muy poquito para echarme a llorar. Confieso también que sentí que mi dignidad estaba un poco lejos y que detrás de mí estaba arrastrando a mucha gente.

Pero al entrar en el hotel y llegar a la habitación, yo me senté pensando que esperaba que se acabara el día cuanto antes, y los niños, después de saltar un rato encima de las camas, fueron viniendo (teníais que haberles visto la cara): “mamá, es un hotelazo”, “y decías que no era de lujo”, “seguro que hay poca gente porque es carísimo”… Os doy mi palabra de que es literal.

Así que hace un rato, con la mitad de mis hijos dormidos a mi alrededor, (Muju está en otra habitación con la otra mitad), cuando Martina clavaba sus ojos en los míos, eso que hacen cuando les estás dando el biberón, que parece que esperan que les digas algo, esta vez se lo he dicho:

Martina, todavía no lo sabes, pero has nacido en una familia muy numerosa. Quizá nunca puedas ir de vacaciones a Eurodisney, quizá en el Burguer siempre tendrás que compartir patatas y bebida con alguien, quizá tu sudadera nunca lleve la marca Gap en el frente, pero puedes estar segura de que estarás siempre rodeada de un batallón de gente que te quiere, que te daba besos y rezaba por ti ya desde que estabas en la tripa, se pelearán contigo y harán que te hagas más fuerte, se preocuparán por ti y se alegrará con tus cosas. Esos son tus hermanos, y estoy 100% segura de que ninguno de ellos cambiaría una sola comida o noche de hotel por un minuto menos de tu vida.

Hoy han sido los niños los que, una vez más, me han educado a mí. ¡Gracias!

Dibujo rubita

Al despertarnos nos encontramos con esto pegado en la puerta. Se ve que había habido pelea entre las rubias… jjj

Anuncios

20 pensamientos en “Tus hermanos serán tu tesoro

  1. Paloma,precioso!!! Es curioso, por trabajo de mi marido viajamos mucho para acompañarle cuando se puede y te aseguro que mi actitud ante una noche de hotel es de lo más perezosa o pasiva. A partir de ahora voy a intentar disfrutarlo como tus hijos, menuda lección de valorar e ilusionarse! Enhorabuena por ese familión !! Beso desde Luxemburgo!!

  2. Bueno, por fin me decido a escribir, lo primero quería darte las gracias Paloma por compartir tus maravillosas experiencias y dedicarnos tu valioso tiempo, que alegría que has vuelto, la de veces desde septiembre que he entrado a tu blog para ver si habías publicado y hasta casi escribo en Facebook preguntando que pasaba porque estaba preocupada!! No te conozco personalmente pero me inspiras un montón y me encantan las historias de tu estupenda y divertida familia!! Con el post de hoy me siento muy identificada porque soy hija única y siempre quise tener hermanos, me he casado con un hijo único y tenemos 4 hijos!! La experiencia de tener hermanos la estoy viviendo con ellos y efectivamente un hermano es un tesoro, cuando les veo jugando y compartiendo juntos (incluso las peleas)me emociono, yo me he aburrido tanto de pequeña!! En fin que no quería soltar tanto rollo pero ya que me he lanzado…..Enhorabuena por este entrañable y tierno blog que me tiene enganchada!! Y también por tu hija Martina que es monísima!!Un beso desde Miami

    • ¡Sois unos valientes, Marta! Qué gusto que puedas disfrutarlo. Conozco gente también que no ha podido tener hijos o que han tenido uno y no llegan más… deseándolo más que nada en el mundo. Ánimo también para ellos… Me alegro muchísimo de que te hayas animado a escribir, mil gracias. Encantada de conocerte!!!

  3. Me alegra ver que publicas de nuevo y enhorabuena por la nueva katiuska.
    En vuestro caso, creo que os compensaría por comodidad y precio ir de casa rural o apartahotel, sale mejor a cuenta y tienes las ventajas de disponer de una casa individual.

  4. Ya ves!! Para mí la mejor noticia que mis padres nos podían dar era que íbamos a tener otro hermanit@ y eso lo viví hasta 6 veces (soy la 3a de 9); siempre me quedé con ganas del décim@ jajaja
    En fin… Que nada es comparable con vivir lo que implica ser una familianumerosa por muchas “renuncias materiales” que se tengan que hacer.
    En mi familia tuvieron que pasar 25 años para irnos todos de viaje fuera de España; nos fuimos ni más ni menos que a Israel, a celebrar las bodas de plata de mis padres.

  5. ¡Hola! Me ha encantado vuestra aventura, sobre todo porque me he visto reflejada. Soy la pequeña de siete y siempre he dicho que lo mejor que me han dado mis padres son mis hermanos. Yo ahora espero la tercera y sus dos hermanas no paran de darle besos.
    Por cierto, nuestro primer viaje juntos al extranjero fue a Roma para celebrar la bodas de oro de mis padres. Inolvidable….

  6. Qué bonito Paloma! me encantó escuchar esta historia en la cena en casa de Silvia pero ahora ha sido casi mejor! Un besote. Mónica

  7. Que bonito, me he visto tan identificada!
    Soy la 5ta de 9 hermanos, siempre fuimos muy justos de $ en casa, pero nunca nunca nunca nos frenó de ser inmensamente felices y de crear un “CLAN” excepcional.
    Al leer tu post tambien me he puesto en la posicion de los padres. Yo ahora tengo 7 tesoros, de entre 10 ańos y 8 meses, y esa sensación de que les puede afectar a ellos y que se puedan sentir discriminados o “cutres” o que les falta algo, esa sensacion la tengo amenudo. Es una mezcla de culpabilidad y una falsa autoacusacion de irresponsabilidad.
    Pero luego los veo, todos juntos (aunque sea para pelear ) y recuerdo todo lo que significan mis hermanos para mi y todo lo que ellos me han dado y me siguen dando.
    Gracias x el post.
    Un beso a cada uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s