Empanada, no de atún, sino MENTAL

De verdad que necesito que algún médico especialista me explique qué les pasa a las madres gestantes que pierden todas sus capacidades. Bueno, no sé si a todas les pasa, a mí desde luego sí.

Creo que no tengo derecho en los últimos dos meses a ser denominada humana, creo que más bien soy un ente, un ente que vaga errante por el mundo.

Tengo una cuñada que no se compra predictor cuando tiene un retraso. Enciende el móvil varias veces y si no es capaz de meter el pin porque se le ha olvidado, es que ESTÁ. Y ya le damos la enhorabuena. Pues yo tengo eso pero elevado al cubo. Mi empanada es infinita. (Además, puedo decir casualmente, que en este embarazo me ha dado por la empanada de atún, qué raro… hay días que cojo el coche y hasta que no encuentro una no paro).

Fruto de este estado en el que me encuentro, me pasan cosas como que me llame al móvil el jefe máximo de mi empresa para pedirme algo urgente y yo (que antes parecía que me había metido en la piscina después de hablar con él, de los sudores provocados) ahora hablo con él como si fuera mi hermanito. ¡Pero qué me pasa! Es como si no me corriera sangre por las venas…

Además mi vocabulario se marchó hace unos meses de vacaciones y no ha vuelto, y ahora me recuerdo un poco a las madres y suegras ( 🙂 ) que me rodean: “bájame el éste, que está encima del ese”. Pues no sé cómo pero me hago entender… Y también se me ha borrado la lista de contactos de mi SIM cerebral, y no me acuerdo de los nombres de las gentes que manejo con habitualidad.

Fruto de este estado he vivido varias anécdotas que puedo contaros, por empanamiento embarazoso (y a su vez embarazoso el resultado):

Por ejemplo, ir a la carnicería y pedirle al pollero que me explique cómo hacer pechuga de pollo deshilada para rellenar tortillas mexicanas:

   – Él: “Tienes que coserlas”

   – Yo: “¿Coserlas? Nunca se me habría ocurrido que había que hacerlo así… (Yo pensando en una de mis pelis favoritas, Julie y Julia, en la que Meryl Streep cose un pavo relleno).

   – Él: “Sí, hay que coserlas primero”.

   – Yo, hago un gesto de coser subiendo y bajando la mano muy rápido.

   – Y él, afirma, haciendo un gesto también parecido.

   – Yo: “¿y dónde compro yo una aguja para coser el pollo?”

   – Él: “Qué qué?” “Hay que coserlas en agua hirviendo”.

   – Yo: “COOOOOÑE” (((Mi Fredi es latino, ¡¡¡¡no pronuncia la C!!!!!!)))

Ataque de risa absoluto, suyo, mío, de los carniceros, del charcutero, y de todas las señoras del barrio que aguardaban su turno ya con impaciencia.

Tengo otra:

Fui al banco a sacar dinero. Y me dice la chica: “¿efectivo?” y yo entendí: “¿motivo?”. Y empiezo: “pues mira verás, es que tengo, por un lado, que ir a pagar una parte de los campamentos de verano, y además tengo que comprar un billete de autobús, que por cierto, qué caro es, ha subido muchísimo, y allí no admiten tarjeta, tengo que pagar con dinero, y por último tengo cuatro excursiones de mis hijos, que siempre se me juntan todas a la vez, vaya gracia, y claro, todos quieren ir a comprar chuches para llevarse y tampoco esa cantidad se puede pagar con tarjeta. Pero oye, esto de que se pregunte el motivo qué es, ¿una ley nueva?”. Cuando vi su cara y la de su compañera comprendí que no había entendido bien el asunto y otra vez ataque de risa comunitario. Ahora cuando voy a sacar ya siempre me preguntan el MOTIVO y nos echamos unas risas.

Última por hoy:

Me pidió mi hermano que le prestara la furgo para hacer unos “portes” y quedamos un día a una hora en su casa. Yo, muy puntual, calculé el tiempo para llegar on time. Salí de casa, me subí en el coche y me hice 40 kilómetros para llegar a la de mi hermano. Al llegar pensé, “a qué venía yo hasta aquí?, ah! a dejarle la furgo a mi hermano”. El pequeño detalle es que fui EN EL COCHE PEQUEÑO. Mis propios gritos llenos de palabros malsonantes se oyeron hasta en la isla del perejil. Aunque también se mezcló con alguna risa, más bien carcajada, y algún autorezo por mi alma y la de todos los que me rodean hasta que vuelva a recuperar esa parte de mis neuronas que han decidido abandonarme, espero que temporalmente.

¿Y por qué os estaba contando yo esto? Ah, sí, que esto es un post de mi cómo se llamaba eso… ah, de mi blog. ¿De mi blog? ¿pero es que tengo un blog?…… Ayyyyyy……

¡¡¡¡Taluego!!!!

Acordarsus del sorteo, que no queda nada!!! Pinchad aquí si queréis 100€ de carne de la buena!!!

¡¡Besos!!

 

 

Anuncios

11 pensamientos en “Empanada, no de atún, sino MENTAL

  1. jajajaj!! no puedo parar de reírme con este post!! yo estoy embarazada y me pasa igual que a ti, tengo una empanada mental que no es normal… no se hablar, el otro día a mi marido le quería pedir que me pasara un babero para dar de comer a nuestra hija y en la radio dijeron la palabra pelo a la vez que yo quería decir babero así que le pedí que me pasara ” los pelos…” el ataque de risa fue monumental!!! así que animo, en todos los embarazos me pasa igual! por cierto tengo una especie de obsesión con las patatas… los antojos de las embarazadas son curiosos!

  2. Jajaja. Pero qué leo! Si tu devieras ser ya toda una experta!!!! En mi caso mi marido me acompañó a todas las visitas al ginecólogo porque nunca, jamás, me enteraba de nada. Incluso un día me pedí en un restaurante un platazo de morcilla (capricho). Traen el plato y me acuerdo que mi gine me lo había prohibido!!!! Fue un súper castigo solo olerlas …

  3. Ale me encanta tu post y tu blog. de hecho quería pedirte un favor, soy mama primeriza y, creo q como todos en mi situación, cada vez q mi niña suspira me alarmo. quería pedirte q nos contaras, en tu experiencia de súper mama, qué locuras de primerizos se descubren con el séptimo hijo que son completamente innecesarias. Si lo haces, me estarías ayudando mucho a mi salud mental. Gracias

  4. Jajajjajaja
    Me partoooo Palu!!
    El caso es que yo estoy esperando el sexto y nunca me había parado a pensar que las empanadas mentales fueran fruto de mi estado…creía q era la edad ! Así que me tranquiliza….
    A mi me está dando por los bocatas….bfffff!!!!

  5. Embarazada y con siete y trabajando, todos los despistes son pocos!( por cierto enhorabuena por ese bollo que viene de camino). Yo tambien sufro de empanamiento estos meses… y cuento aqui algo que no le confesare a mi esposo,antesdeayer me deje la puerta del coche completamente durante unas cuatro horas,en la calle. Algo de bueno tenia q tener vivir en un pueblo aburrido, que aqui ni roban!

  6. Ay!! Paluuuuu!!! No puedo parar de reírme. (Emoticono de la risa con lágrimas y falta de respiración) No tengo palabras!!

  7. =D Lo que me he reído.Es verdad lo de los nombres o los despistes pero de mi último embarazo recuerdo como lo peor de lo peor (de la empanada embarazosa )el tener que leer varias veces -tres, cuatro e incluso alguna más – la misma página de un libro, circular del cole, receta y hasta vallas publicitarias para enterarme de algo…y lo peor es que a veces no lo conseguía ;D

  8. Hay que me muero de la risa 🙂 Yo quiero un post (para cuando estés algo más cuerda y con menos vomitonas) de lo de las tortitas mexicanas, que yo no sabía eso de “deshilachar”.

    Lo del coche es buenísimo, me muero, sobretodo porque el cabreo al llegar al sitio y tener que volver y coger el otro coche me suena y mucho.

    Si te sirve de consuelo, hace bien poquito me fui a la tienda sin portátil y sin batería en el móvil, así que no podía trabajar (tengo una tienda online), bajo a casa, cojo el portátil subo a la tienda y me había dejado el cargador del portátil. Las palabras que solté no son dignas de mención, así que vuelve a coger el coche y de paso los dos cargadores. Toda una santa mañana perdida.

    PD: no estoy embarazada, con tres pirulas me conformo 🙂

  9. Hola Paloma!!
    jajajaja!! No he parado de reir!!
    Un post genial como todos los que escribes!!
    Un besito grande y feliz finde!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s