Reinventándonos

Hace tiempo que vengo escuchando un término que me sorprende: “REINVENTARSE”.

Me pregunto qué querrán decir los que lo dicen cuando lo dicen. Terelu Campos decía el otro día que necesitaba desaparecer una temporada y reinventarse y su madre le contestaba que de eso nada, que ella ya está inventada, que sólo tiene que descansar. Me gustó el sentido común de la Maritere.

Charles Darwin dijo:  “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio” y según los estudiosos del reinvente, vivimos una época de grandes y continuas transformaciones y para sobrevivir a esto es necesario pasar por el proceso de reinventarse.

Total, que a lo nuestro:

Yo también reinvento. Pero no a mí misma, con vestirme cada mañana medianamente conjuntada tengo más que suficiente. (Dos veces me ha pasado ya llegar a la oficina y llevar dos zapatos distintos. ¡Dos veces!. Claro, visita de inmediato a Mari Paz para solucionar la papeleta. Por otro lado yo encantada, claro…).

Yo reinvento mi casa. ¿Por qué? Porque hay muchas cosas que no están bien organizadas. Creo que debo ir por la casa con una bombilla DE ALTO CONSUMO flotando encima de mí y se va encendiendo con cierta frecuencia. Tóldía inventando cosas nuevas para mejorar.

Por ejemplo: el otro día entré por la puerta de casa con el Bollu en brazos y al dejarlo y darme la vuelta, me pegué un tortazo, caída libre, con doble voltereta mortal. ¿Motivo? Mochila de colegio interceptando el paso. ¡¡En medio del salón!! Así, ¡¡como quien no quiere la cosa!!. Qué fuerte.

En ese momento pensé… Hay que reinventar esto. Y el resultado me ha encantado. Perchero para cada niño, uno gancho para el abrigo del cole y otro para la asesina mochila del colegio. Encima, un marquito con foto de cada uno para identificar.

Otro ejemplo: Las toallas. Tema no conseguido en casa H&B. Siempre me seco después de la ducha con mi toalla empapada y con manchas dudosas. Voz en off: “¡¡Desastre!!, hay que reinventar esto”. Así que se acabó. La bombilla se ha encendido otra vez y hemos colgado un perchero en el baño con 10 ganchos. He comprado toallas nuevas para cada niño, blancas de IKEA, (aunque me encantan las toallas de Primark) porque allí todas tienen una cinta en mitad para colgarlas. Y ahora les estoy bordando la inicial de los niños, cada uno con un color. (Fundamental tener localizada una tienda donde borden letras).

Bueno, bueno, bueno, Darwin estaría orgulloso de mí…

Todavía tengo muchos temas pendientes, por ejemplo los cepillos de dientes. Aquí todavía no se me ha encendido la bombilla, porque siempre que cojo el mío está sospechosamente mojado y lleno de pasta de dientes sabor fresa. He probado mil cosas y no he encontrado una solución válida. Si lo hago os lo contaré.

Pero antes de despedirme os lanzo una pregunta:

¿¿¿¿¿¿¿ALGUIEN       TIENE       SOLUCIONADO      EL       TEMA       DE      LOS      TUPPERS???????  

(Yo compro un paquete de 19 en Ikea, todos transparentes, tapa verde. Y a las dos semanas no queda ni rastro de ellos, pero tengo el armario lleno de tuppers con formas que yo no he comprado, de colores que yo no he comprado y TODOS, TODOS, SIN TAPA). Agradecería experiencias al respecto.

Un beso y ¡hasta mañana!

 

Imagen

Ya solo me falta poner las fotos…

 

Anuncios

38 pensamientos en “Reinventándonos

  1. Paloma, por tener, no tengo ni un hijo; y te conozco bien poco. La cosa es que gracias a las entradas de tu blog, cada día me simpatizas más. ¡Ya hasta siento que te quiero!
    Enhorabuena por tu proyecto.

  2. Jaja, me gusta tu manera de reinventarte… sobre los tuppers no tengo explicación para ese hecho, a mi también me sucede…ahora, te recomiendo unos estupendos de mercadona, redondos y con tapa de rosca, xa q no se caiga nada!! Ya sé q no pedias esto pero igual le viene bien a alguien 😉

  3. Los tapers da para hacer un programa de estos chungos americanos ” enigma sin resolver” tachan!
    Yo estoy igual pero llevo una racha algo mejor y creo que se debe a que: los verdes esos de ikea son tantos y tan baratos que no duelen que se pierda porq como siempre ves un montóncito pues no te das cuenta pero se pierden y encima como se ponen con un color tela de chungo ( quien no tiene uno marrón?) pues pasas. Ahora si te compras algunos más buenos por ej los de ikea de tapa negra que te ha costado un pico invertir dinerito en 10 iguales . Pues como te duele cuando te desprendes de uno, luchas por el a muerte y no descansas hasta que vuelve. Además siempre dejo los verdes ya los negros son ” mi tesooooooro”. Jur jur

    • Jajajaja, totalmente de acuerdo. Cuando alguien se lleva de mi casa un tupper bueno… le despido en la puerta agitando un pañuelito blanco y con una lagrimilla…… porque ¿quién en esta vida devuelve un tupper? 🙂

  4. Me encanta cada uno de los post. Un sentido del humor maravilloso y envidiable teniendo en cuenta tus siete pares de katiuskas. Besos de una mami novata con un par de patucos.

  5. Primero decirte, que me encanta tu blog, hace poco que te decubrí y no hay día que no te lea. Me lo paso genial! Y tienes razón los tuppers son un misterio, nosotros los hemos llegado a usar hasta para guardar playmobiles! 🙂 Y nada que me encanta leer tus vivencias de super familia numerosa! Enhorabuena por el blog!

  6. Es buenísima la idea del perchero, Palu!!! Además queda precioso, y muy original!!

    Sobre los tuppers no sé qué decir, me ha sorprendido mucho lo que cuentas (y corroboran los comentarios) porque… a mi nunca me ha pasado!! Cierto es que no tengo muchos iguales, suelo comprarlos de diferentes tamaños, formas, colores… pero nunca se me han perdido. Eso sí, lo compenso con los calcetines, tengo una media de 15 ó 16 calcetines permanentemente sin pareja, y eso para mi es un misterio insondable sin resolver… pero dónde porras irá tanto calcetín suelto????

    En fin, que me ha encantado tu entrada de hoy con ideas tan originales. Un beso y buenas noches!!

  7. Pues yo yo estoy perdida con los tupers y calcetines….misterios sin resolver!!!…
    Las perchas y los marcos maravilloso, gran idea!

    Besos 🙂

  8. Palo, genial los percheros-foto, pero si no quieres ver al pobre Muju con la brocha en la mano todos los findes para devolver a la pared ese blanco inmaculado, quiza deberias empapelar a media altura para evitar las manchas de manos y mochilas!!! Pidele a la jefa que te mande fotos!!!! Como siempre genial!!! Besos.

  9. Que buena idea la del perchero! Y te ha quedado monisimo! Los tupers son un misterio sin resolver…creo que jamas sabremos que pasa con ellos, es uno de esos misterios de la vida, jejeje. Con lo del cepillo de dientes yo optaria por esconder el mio, jejeje., o unas cajitas que hay con varios compartimentos para brochas de maquillaje, creo que las hay en la tienda CASA, son transparentes e igual puedes personalizar cada espacio….

  10. Totalmente identificada con el tema tupper y tema calcetín desparejado. Elena M como consigues no tener problema con los tupper? Te envidio
    Yo tengo distintas tandas de los de ikea y aunque iguales luego las tapas nunca me encajan. Me prometí a mi misma no volverlos a comprar, pero caigo porque son mas baratos aun que en los amigos orientales de Palo

  11. Mi solucion a los tupper: comprarlos de usar y tirar, de esos con la tapa pegada, como los que te dan cuando compras comida para llevar. Al final, entre no lavarlos, no ordenarlos y no reponer pérdidas, salen mas baratos.
    Como estas:

  12. Pingback: Escuela Infantil GRANVIA Vistahermosa » Archivo del weblog » Blogs de papás y mamás (CCXXVII)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s