Por ejemplo… ¡LOS VIAJES!

Cada vez que tenemos vacaciones, puentes o fines de semana largos, Muju y yo cargamos las maletas y los guajes en la furgo y tiramos pa Asturias. Allí viven mis padres y mis suegrinos y nos acogen que da gusto. Estamos siempre deseandito que llegue el momento de coger la A6.

El viaje son unas cuatro horas y media, aprox. Os cuento cómo lo hacemos:

Después de muchos intentos y probatinas hemos decidido que NO volvemos a viajar en momentos de atasco. Imaginarse siete pequeños saltamontes encerrados en medio metro cuadrado cada uno y en general con los pies llenos de maletas o cachivaches. Si ya las cuatro horas se nos hacen durillas, no admitimos ni un minuto extra para regalarle a la carretera, así que para evitar la operación salida, viajamos cuando ya está anocheciendo, previa siesta del conductor para no resultar un peligro.

Durante el viaje, hay una cosa segura: AHÍ NO PARA EL COCHE NI FROSTIS DE KELLOGS. Ecir, así se meen, vomiten, lloren, se zurren, hagan “aguas mayores” y estemos todos desmayados con el aroma, NO PARAMOS. Una vez que a Muju se le pone cara de volante, ya no se le quita hasta que no estamos entrando en casa.

Así que solemos llenar la furgo con niños cenados/biberoneados, bañados, en pijama, y hasta con su almohada cada uno, para facilitar al máximo la somnolencia. Vamos, que casi que solo nos faltan los colchones Lo Mónaco.

Hace años no concebíamos un viaje sin los DVDs. Caían una, dos y incluso tres pelis. Siempre las mismas, rayadas, pero eso a nadie le importaba, mientras pudieran tener los ojos fijos en una pantalla. Y yo pensaba que era el mejor invento del mundo. Pero tiempo después se estropearon (¿por qué estos aparatejos caducan tan pronto?) y la verdad… no pasó nada.

Nada más salir, a los tres minutos ya han hecho 5 veces la pregunta de “¿CUÁNTO QUEDA?”.

Los padres amorosos la han contestado ya 5 veces.

La primera parte del viaje corresponde A LAS PELEAS, estas nos llevan un buen rato (todo es bienvenido con tal de ocupar rato de viaje 🙂 ). Las hay de todo tipo: pon el cd, pon la “aradio” (según las rubias), tengo frío, yo tengo calor, me duele la tripa, no pongas el pie ahí, nosequiénmeestátirandodelpelo, me estoy mareando, tengo hambre, idiota no te apoyes en mi almohada…. Gritos, risas, insultos, cantos, puñetazos, bailes… Muy bien, una horita menos.

Pregunta “¿CUÁNTO QUEDA?”: 13 veces.

Respuesta de los padres, ya no tan amorosos: 6 veces, y varias llamadas de atención sobre la mierdipreguntita.  

La segunda parte es la de LOS JUEGOS. Os cuento los de más éxito, por si os vienen bien:

   – Jugamos a Descomponer las palabras y decir las sílabas al revés. Me parece un juego buenísimo, les hace pensar ortográficamente. Por ejemplo: Kastiuskaderespatesie. El que lo adivina dice la siguiente.

   – Jugamos a la Cadena de palabras. Buenísimo para la memoria. Uno dice una palabra, el siguiente dice la anterior más la suya, el siguiente las dos anteriores más la suya nueva y así sucesivamente. Acabamos haciendo cadenas de treinta palabras, volviéndonos locos. El que se equivoca o se salta una se elimina.

   – Jugamos a la Historia de una palabra: Empieza uno con una palabra y cada uno va añadiendo una nueva, formando entre todos una historia. Este es muy divertido porque además luego lo repetimos rápido y con la entonación que corresponde a cada uno.

   – Y nuestro juego estrella: Ropa tendida: Se establecen cinco elementos que hay que encontrar y el primero que los encuentre gana. Este juego hay que adaptarlo cada vez, según el sitio. Por ejemplo: ropa tendida, vaca, coche amarillo, casa verde, bicicleta. Cada día se puede complicar más (según el tiempo que queráis echarle) y buscar: descapotable descapotado, ambulancia, camión verde con letras blancas, anuncio de hamburguesa y dos perros juntos.

Bueno, bien, llevamos ya dos horas y media de viaje.

Pregunta “¿CUÁNTO QUEDA?”: 35 veces.

Respuesta de los padres gritones cabreados: 4 veces. Establecimiento de norma: ¡¡¡el que lo vuelva a preguntar se baja en León, hombre ya!!!.

Finalmente, llega el momento de LA MÚSICA. La maravillosa música que amansa a las fieras. Y así, poco a poco, uno a uno, van cayendo…. y después de la tormenta siempre llega la calma. A veces (muchas veces) (Muju diría TODAS las veces) me quedo tan relajadita que caigo yo también como una bendita, y abandono al pobre hombre sólo ante el peligro, luchando contra Morfeo. Pobrecito… Por si acaso, antes de salir le pedimos a cada ángel de la guarda que se sitúe en una esquina del coche y otros en el techo y así ayudan al pobre papi a llevarnos a buen puerto.

Ala, ¡hasta mañana!

 

Anuncios

17 pensamientos en “Por ejemplo… ¡LOS VIAJES!

  1. jajaja suena muy entretenido un viaje asi… yo recuerdo los viajes con mi hermano y a pesar de que éramos dos, también teníamos esos momentos de peleas, juegos y demás. Por aquel entonces ni DVD ni leches, como mucho cuando fuimos creciendo un walkman…jajajaja

  2. Jaja, yo recuerdo a mi padre dándose la vuelta, con el peligro correspondiente, xa dar algún alarido y manotazo.. en fin, locura total. Con siete no os aburrís, madre mía, si a mi cada vez me da más pereza viajar en coche aunque claro, el destino es la tierra de mis suegros, q mala soy 😉

  3. Qué graciosa eres…en mi casa pasaba igual: no se paraban…y para evitarlo en caso de fuerza mayor (vómito) incluían bolsas de basura, que se tiraban en segundos en el primer basurero que se encontraban..para seguir sin mayor demora.

  4. Ecir!!!!! Que gran “palabro”. Que gran abreviatura. Como se puede decir tanto con tan poco. Como si te viera…

  5. Jajaja buenísimo, tienen que ser una pasada vuestros viajes!!! Yo pensaba que mis hijos eran los únicos que a los dos minutos de salir empezaban con el “¿cuánto queda?” pero ya veo que no jajaja!!! Y lo del cabreo progresivo de los padres lo has descrito perfectamente, es que no hay quien aguante la dichosa preguntita cada par de minutos jajaja!!
    Lo que sí me apunto son vuestros juegos, están genial!! Nosotros solemos jugar al típico veo, veo, o también a cantar canciones (suelo llevar unos cds que les ponen en el cole) Pero esta misma Semana Santa que nos vamos a Cantabria amplío el repertorio con vuestros juegos, a ver qué tal, ¡¡¡muchísimas gracias!!!

  6. Me encanta el post!!! Es tal cual lo cuentas! A nosotros las pelis nos dan mucho juego aunque como tu dices siempre las mismas. Me apunto los juegos porque estoy del veo veo y de las palabras encadenadas hasta el moño!!
    Un beso y sigue así!

    • ¡Muchas gracias, Isa! Es verdad que el veo veo al final agota…. Corres el peligro de que les encanten los juegos y no te dejen descansar ni un minuto, ¡que es lo que nos pasa a nosotros!. Lo bueno es que como los mayores empiezan a ser mayores, ya empiezan a jugar ellos solos. ¡Guay! Besosssss

  7. Yo para evitar el””cuánto falta?”:salgo siempre de madrudaga, antes de las 6 si puedo. Los meto en pijama dormidos y cuando se despiertan llevamos más de la mitad del camino (a Vigo). Paramos a desayunar en un bar y vestirles (ese momento lo disfrutan mucho) y tiramos de nuevo con una ó dos pelis de DVD (para mí sigue siendo imprescindible!). Llegamos entre 12-12:30 con todo el día por delante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s