Mis pequeños empresarios

Menuda cadena de montaje tengo en casa. Creo que a este paso seremos firmes candidatos a salir en el próximo programa de “Fabricando: made in Spain”, (que por cierto está genial).

Quién me iba a decir a mí que esta tontería…

Gomitas

iba a traer la paz a mi hogar. Me imagino que estas gomitas habrán inundado ya vuestras casas o estarán a punto de hacerlo, y si no, si tenéis hijos en edad de merecer, os recomiendo que os hagáis con ellas. Sirven para hacer pulseras.

En relación precio-resultado, -0,80 la bolsa, igual a: trabajo en equipo, creatividad, aprovechamiento del tiempo, satisfacción del trabajo realizado…- nunca había hecho una compra igual. Yo desgañitándome, exprimiendo mi cerebro para inventarme juegos guachis y resulta que esto ha sido fulminante.

Esta mañana estaban: Milú separando por colores, la rubia haciendo packs, los dos mayores haciendo las pulseras, el pecosín poniéndoles el gancho y la rubita recogiendo las gomitas caídas por el suelo. Tal como lo cuento, 7:30h. de la mañana.

Pero esta fiebre realmente viene porque los H&B HAN PUESTO UN NEGOCIO. La pulsera a 0,50€. Su mercado, el patio del colegio. (Por lo visto todos venden, y yo me pregunto, si eso es así, ¿quién será el que compra?). Así que están emocionados y muy pero que muy motivados.

Ayer viene el mayor y me dice: “mamá, ya hemos recuperado la inversión inicial”. Tuve que toser para disimular la risa. Y entonces les reuní y les propuse REINVERTIR. Lo dudaron (porque tuve que explicarles qué quiere decir eso) y finalmente aceptaron gustosos. Así que esta tarde nos vamos otra vez a comprar varios paquetes. Eso sí, esta vez le diré al pecoso que, cuando le pregunte al señor no le diga, como el otro día: “quiero comprar gomas”, porque la verdad, suena un poquitín raro: “quiere gomas para pulseras” me apresuré a añadir yo.

Estamos empezando a descubrir vocaciones empresariales en casa, pero falta un pequeño detalle, que los compradores PAGUEN, porque mis pollitos son tan ingenuos que con un “mañana te lo traigo” se consideran pagados, y eso que deberían haber aprendido la lección el día que al mayor le cambiaron su reloj nuevo por un chupa chups que nunca llegó.

¿Nos forraremos con este negocio? 🙂

¡A 0,50, oigaaa! ¡¡¡¡Venga, que estamos que lo tiramos!!!

¡A 0,50, oigaaa! ¡¡¡¡Venga, que nos las quitan de las manos!!!

Anuncios

19 pensamientos en “Mis pequeños empresarios

  1. Jajaja. Qué listos te han salido. Esto me recuerda a mi primo pequeño. El día de Sant Jordi sus padres le dieron dinero para comprar un libro. Al volver a casa traía por duplicado lo que le había dado su madre así que al preguntarle cómo lo había hecho, el contestó: compraba un libro y lo vendía más caro. Luego compraba otro y lo mismo. En fin, en mi época no eramos tan “listillos” 😉

  2. Síiii, por aquí también ha llegado la fiebre de las pulseras estas, mis hijos las descubrieron ayer (porque todo el patio del cole las lleva 🙂 y hoy mi hija ya ha hecho tres pulseras y un anillo (y dice que ahora se va a hacer un collar) y mi hijo se ha hecho una para él y me está haciendo otra a mi, chulísima, oye!! Jajaja nosotros estamos aún en producción casera, sin esa visión comercial vuestra, pero es verdad, qué invento!!! Toda la tarde como si no hubiera niños, eso sí, con el pequeñajo (12 meses) intentando meter baza y los “mayores” tratando de evitarlo… 🙂

    • No sabes lo bien que les está viniendo. En dos fines de semana no han pedido jugar a la play y el otro día fuimos a merendar a una cafetería y no querían pedir nada porque, claro, un zumo era como cuatro pulseras. ¡Están aprendiendo a valorar las cosas!
      ¡¡Un beso y muchas gracias!!

  3. Pues yo me estaba resistiendo, pero creo que las compraré, aunque primero tengo que aprender a hacerlas yo. No quería que entrasen en casa por miedo a que mi pequeña (20 meses) se dedicase a comerse las gomas que se encuentre sueltas. Pero creo que merece la pena vigilarla bien y que el resto disfrute.
    Por cierto, me hace tanta gracia lo de Milú porque a mí me llaman así en mi círculo cercano, jajajaj. Así que saludos a Milú de otra Milú.

  4. Hola! Hace mucho que te leo, siempre con post tan divertidos y donde aunque tengo menos cantidad de niños, me siento en algo identificada..no encuentro modo de enviarte mail o mensaje privado, es posible hacerlo? Aun siendo de Madrid vivo “al otro lado del charco” y la fiebre de las pulseritas llegó a principio de curso, ahora se esta desvaneciendo pero mis hijos siguen en ello solo por el gusto de hacerlas, pretendía mandarte “patrones” de los últimos modelos para que no se queden en el de “cola de pescado o fish tail”. Saludos

  5. Si es que son un chollo! a mi sobrina creo que se le ha ido de las manos… o que en el sur la mano de obra es más cara… o tu al tener una cadena de trabajo son más baratas las pulseritas. Reconozco que yo ya tengo una deuda de dos pulseras 😅 (pero no a mi sobrina!)

  6. Aquí al Norte llegaron las ciclogenesis pero las pulseras no. Preguna del millón ¿ como se hacen ? Porque necesito que estén los chicos ocupados. Estamos en la etapa el ordenador o yo y no quiero que me gane. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s