Por ejemplo… ¡NUESTRA CASA!

Fue hace más o menos 6 años cuando nos dimos cuenta de que la situación era insostenible. Muju y yo dormíamos con una cuna a cada lado de la cama de matrimonio, ocupadas por el tercero y por la cuarta. Y llegaba la quinta!!!. Lo de “donde cabe uno caben siete”… es “entre comillas”, como dirían los Chunguitos.

Además llegó un momento en el que los niños lo tenían todo prohibido en casa porque su cuarto de juegos era el salón y el salón era cuarto de estudio, y el cuarto de estudio era también el comedor, y…. Insostenible. 

Así que, después de una intensa búsqueda en Idealista y una muy, pero que muy, pero que muy intensa búsqueda de banco que nos diera un crédito y no nos tomara por locos (no exagero si os digo que visitamos 13 sucursales distintas), nos mudamos.

Y sí, tuvimos que sacrificar cercanía por metros cuadrados. Lo que estaba al alcance de nuestro bolsillo era una casita en un pueblo, a 25 kilómetros de Madrid.

No es una casa muy grande, pero cada metro cuadrado está aprovechado al máximo. Tiene muchos escalones, esa es la pena, pero eso hace no tengamos que hacer deporte adicional 😉 . Las tres niñas en una habitación, los tres niños en otra y el bollu con nosotros de momento, hasta que se me ocurra cómo meter a un cuarto inquilino en la habitación de los machos. Lo bueno: tenemos un cuarto de juegos y de estudio grande y una bodeguita para hacer cenas con amigos y familia. Y también un patio para el veranito, (llamarlo jardín es mucho decir), al que le sacamos gran partido.

 Ahora bien, Muju y yo nos vamos a comprar una gorra de chófer. Todo el día parriba y pabajo. Y sí, es un rollo, no lo voy a negar, pero he aprendido a verle la parte positiva: al no tener ruta del cole a casa, (y 6 son muchos para colocar en coches caritativos), me veo obligada a cortar en el trabajo y salir corriendo a por ellos, así por las tardes estoy en casita. Y además, ese rato en la furgo, todos encerrados juntitos, es un buenísimo momento para hablar y que cuenten, por ¡¡TURNOOOOOS!! su día.

Siempre digo que vivo en una zona muy buena. Desde mi ventana tengo delante las torres del Real Madrid. Y no miento... al fondo, al fondo, se ven.

Siempre digo que vivo en una zona muy buena. Desde mi ventana tengo delante las torres del Real Madrid. Y no miento… al fondo, al fondo, se ven.

Anuncios

Un pensamiento en “Por ejemplo… ¡NUESTRA CASA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s